Como limpiar pinceles con oleo

 

¿Quieres conservar los pinceles en excelente estado? En este artículo vamos a ver como limpiar pinceles con oleo en 3 pasos muy sencillos y fáciles. Además, 4 errores que no debes cometer si quieres conservar pinceles por mucho más tiempo. ¡Empecemos!

como limpiar pinceles con oleo

Como limpiar los pinceles con oleo

Los pinceles son una de las herramientas más importantes que tenemos, por lo que deberíamos dedicar buen tiempo a limpiar los pinceles para que siempre los tengamos perfectos y nos duren más.

Y lo que necesitamos es muy poco: hojas de periódicos o papel absorbente, aguarrás o disolvente, jabón líquido y agua.

Paso 1. Quitar el óleo que queda en el pincel

Luego de terminada nuestra sesión de pintura, lo primero que debemos hacer es sacar lo más posible el sobrante de pintura en el pincel. Aquí es donde un poco de fuerza en los dedos es muy útil.

Agarra el pincel con una mano y un pedazo de periódico o papel absorbente con la otra, envolviéndolo alrededor de la parte metálica del pincel. Debes apretar lo más fuerte posible, empezando en la base de las cerdas, mientras tiras del pincel hacia atrás a través de tus dedos.

Sacar la mayor cantidad de pintura de las cerdas ayudará en la limpieza final del pincel.

Repite un par de veces este primer paso de la limpieza, tratando de eliminar la mayor cantidad de óleo atrapado cerca de la férula del pincel (la parte metálica). Debe quedar bastante pintura en la hoja del periódico, y muy poca en la cerda del pincel.

Paso 2. Enjuagar y lavar con aguarrás mineral o disolvente

A continuación, sumergimos el pincel en un recipiente con aguarrás o disolvente, y lo frotamos en la parte inferior del recipiente para aflojar lo más posible la pintura.

Repite la técnica de compresión con más periódico o papel, teniendo en cuenta que en esta oportunidad, no sólo saldrá pintura seca, sino también sacarás óleo diluido por lo que debes tener precaución en esta parte del proceso de limpieza.

Una vez repetido también un par de veces este procedimiento, notarás que, si bien la mayor parte del óleo ya ha desaparecido, todavía queda en las cerdas la tonalidad del óleo que usaste.

Paso 3. Terminar de lavar con agua y jabón

como limpiar y lavar los pinceles de oleo

Es en este momento es que hacemos uso del jabón líquido. Colocamos un poco de jabón en una mano y con la otra presionamos el pincel con movimientos hacia adelante y hacia atrás, o circulares (como te quede más cómodo y práctico).

Una vez que el color empieza a ensuciar el jabón, debes lavar con agua tibia y repetir hasta que el jabón quede con su color natural, y no teñido del color del óleo. Cuando el jabón queda limpio es que tenemos un pincel perfectamente lavado.

4 errores que arruinan nuestros valiosos pinceles para oleo

cuidado de pinceles para oleo

Algunos errores comunes (y que son evitables) pueden arruinar rápidamente nuestros pinceles. El saber como limpiar y almacenar los pinceles de Oleo tiene un impacto directo en su ciclo de vida.

La inversión en pinceles para oleo es algo que no queremos hacer todos los días. Ya que necesitamos una gran variedad de formas y tamaños para nuestras creaciones artísticas, lo último que queremos es arruinar los pinceles en poco tiempo.

La limpieza y el almacenamiento de nuestros pinceles son el punto clave. Por tanto, aquí te dejo 4 errores que deberías evitar a fin de mantener a los pinceles en un muy buen estado por mucho más tiempo:

Error 1. Dejar por mucho tiempo los pinceles para oleo en remojo

A veces puede suceder, que por estar pintando con varios colores a la vez, utilizamos un pincel para cada color. Entonces puede resultar útil (aunque no siempre) tener un recipiente donde dejar los pinceles en remojo con algún diluyente.

El problema empieza cuando luego de la sesión de pintura, no los limpiamos como corresponde. Los dejamos sumergidos y ese reposo puede perjudicar los pinceles de manera irreversible.

El exceso de humedad y el propio peso del pincel que descansa sobre el pelo hace que éstos se doblen y deformen. Además, de que el diluyente trabaja por dentro de la virola y puede comenzar a desprender los pelos.

También, otro problema que surge de dejar los pinceles para oleo en remojo, es que el diluyente trabaja sobre el barniz del mango y lo deja rústico, cambiando por completo su textura.

Error 2. Dejar secar la pintura en el pincel

Siempre es más fácil de limpiar el óleo del pincel cuando todavía está húmedo. Una vez seco, se hace casi imposible de eliminarlo por completo.

Si bien todos los que trabajamos con óleo sabemos y nos aprovechamos del lento secado que tiene, no por esto debemos dejar los pinceles para limpiar más tarde.

Es normal que siempre estemos apurados, y que la limpieza de los pinceles para oleo sea algo que no nos agrade tanto como pintar con ellos. Sin embargo, si luego de cada sesión nos acostumbramos a dejar la limpieza para otro momento, lo que vamos a lograr es generar un mal hábito que sólo nos conduce al deterioro de los pinceles.

Error 3. No Limpiar los pinceles para oleo correctamente

El hecho de no lavar los pinceles a fondo puede acortar la vida útil de tus pinceles. Por el contrario, si los lavamos correctamente haremos que duren más. Sigue todas las indicaciones anteriores, y tendrás pinceles por mucho tiempo.

Error 4. No guardar los pinceles de forma adecuada

La mayoría de las fotos con pinceles guardados que vemos, son con los pinceles colocados en algún frasco o similar con los pelos para arriba. Y esto está bien, así debe de ser.

Lo que no se tiene en cuenta la mayoría de las veces, es que antes de colocarlos en esa posición, deben de estar completamente secos sin nada de humedad.

Después de lavarse los pinceles para oleo con mucho cuidado y enjuagado por último con agua y jabón, se deben de secar por completo.

Y la mejor posición para secar es dejándolos en posición plana, con los pelos paralelos a la base y en un ambiente seco y lejos de fuentes de calor.

Recién después de este proceso de secado, es que se pueden colocar en el recipiente que tienes destinado para ese fin. Y siempre con las cerdas hacia arriba, sin ninguna presión que pueda alterar la forma del pincel.

 

Espero que luego de leer este artículo, comiences a poner en práctica estos consejos. De esta forma, te aseguro que tendrás pinceles para oleo por mucho mucho tiempo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 2 =