Graso sobre magro

graso sobre magro regla

“Graso sobre magro" es la primera regla que todo pintor debe conocer cuando aprende a pintar al óleo.

No existe un verdadero "método" cuando se trata de pintar al óleo. Una vez que te hayas familiarizado con los principios básicos, podrás encontrar la forma de pintar que más te convenga.

Pero Recuerda: graso sobre magro debe respetarse cuando se pinta por capas.

Aquí te explicaré qué significa cada término, por qué esta regla se aplica a la pintura al óleo y los diferentes pasos que debes seguir para obtener los mejores resultados en tus pinturas.

Contenido del Artículo

    Graso sobre magro: ¿Qué es la pintura magra?

    La pintura magra es aquella que ha sido rebajada sólo con esencia de trementina o algún sustituto de ésta sin olor.

    Cuando el óleo que sale del tubo se mezcla con diluyentes de pintura (disolventes), la pintura se diluye y es mucho más fácil de manejar. También hace que la pintura se convierta en “magra”.

    El disolvente se seca por evaporación. Esto permite que los pigmentos y los aglutinantes a base de aceite se dispersen más escasamente por el lienzo para oxidarse con la atmósfera.

    La pintura se vuelve más fina, más seca y tiene una película más débil.

    Esto se debe a que las propiedades físicas de las moléculas de aceite (polímeros) están menos concentradas (por ejemplo, el aglutinamiento y la adherencia) y se distribuyen de forma muy fina por la superficie de la pintura.

    Se seca mucho más rápido que la pintura del tubo, incluso más rápido que la pintura que se ha mezclado con un medio a base de aceite.

    Graso sobre magro: ¿Qué es la pintura grasa?

    Se denomina "pintura Graso" a la que contiene un alto porcentaje de aceite. Esto significa que puede haber sido modificada por la adición de un medio aceitoso, como el aceite de linaza.

    El uso del aceite como medio aumenta la fluidez de la pintura en cuanto a sus propiedades de manejo, lo que facilita su esparcimiento. También aumenta el tiempo de secado del óleo, la flexibilidad y el brillo de la película de pintura.

    La adición de un medio de aceite adicional reduce la cantidad en la mezcla de pigmentos, pero los hace más dispersos, de modo que la película de pintura seca parece más saturada y con una textura más oscura que el óleo recién sacado del pomo o mezclado con un disolvente. Esto se debe a que el brillo de la superficie realza la intensidad y fuerza del color.

    Los distintos medios de pintura al óleo tienen características y propiedades diferentes, y no producen lo que muchos artistas describirían como una película de pintura "fuerte". Para obtener más información al respecto, consulta este artículo sobre como diluir pintura al oleo.

    ¿Por qué seguir la regla de graso sobre magro?

    Cuando se utiliza el aceite como medio, lo que queremos lograr es que las primeras capas se sequen más rápido que las capas añadidas encima.

    Las pinturas al óleo pueden tardar hasta una semana o más en secarse al tacto, dependiendo del grosor de la capa, de la cantidad de aceite y también, de los colores utilizados. Sin embargo, pueden tardar meses o incluso años en endurecerse por completo y siguiendo el proceso de oxidación.

    A medida que la pintura se polimeriza y se fusiona esencialmente con las moléculas para formar un revestimiento sólido, los ácidos grasos insaturados se combinan para absorber oxígeno, expandirse y luego encogerse. No queremos que el sustrato ejerza presión sobre la capa superior cambiando dimensionalmente bajo una película de pintura ya seca.

    De este modo, la nueva capa puede considerarse más flexible que la anterior.

    Como aplicar cada capa de pintura utilizando la regla de graso sobre magro

    • Para que la pintura se seque de abajo hacia arriba, debes aumentar gradualmente el contenido de aceite en cada capa.
    • La capa inferior de pintura debe ser fina (mezclada con disolvente) y la superior debe ser más más espesa y aceitosa.
    • No hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo, siempre que sigas las pautas generales. Cada artista puede utilizar un método diferente para aplicar las capas de óleo. Con la práctica, encontrarás tu propio método.
    • La forma de diseñar tu proceso será personal, dependiendo del resultado que desees y de tus preferencias personales.

    Porcentaje de diluyentes y aceite a emplear

    • Para la primera capa. Por lo general, el óleo se diluye con bastante trementina, con el fin de que la pintura quede lo suficientemente diluida. Al pintar, nuestras pinceladas resultan muy transparentes y debemos pintar con rapidez para “desparramar” bien la pintura sobre el lienzo.
    • Capas posteriores. Para la segunda y tercera capa, utilizaremos una mezcla de trementina y aceite de linaza, lo que se conoce como “medio”. En la segunda en una proporción de 2:1 y otra mezcla de 1:1 a la capa superior.
    • Capa final. Ya cuando llegamos a los retoques finales, podemos utilizar la pintura tal como sale del tubo, o apenas diluida. Inclusive podemos terminar usando perfectamente la dilución 1:1 que te mencioné para la tercera capa.

    También se puede dejar secar cada capa antes de aplicar la siguiente. Esto significa que hay que dejar pasar al menos una semana para que se seque la siguiente capa antes de aplicar la otra.

    Se trata de una medida adicional para garantizar que la pintura tenga tiempo suficiente para iniciar el proceso de curado. Sin embargo, si tienes una fecha límite, este método no es tan eficaz.

    ¡Más Artículos que Pueden Interesarte!

    1. RAMON RONDON dice:

      siempre he quirido pintar un cuadro,y ahora con estos consejos estoy seguro que lo voy a intentar

      1. Wáshington dice:

        Me alegra que quieras empezar a pintar tus cuadros, y que nuestros consejos sirvan para lograrlo!

        Adelante! y cualquier duda que tengas sobre el tema no dudes en consultarla, estamos a tus órdenes.

        Saludos, Wáshington.

    Subir