Técnicas para Pintar al Óleo Básicas

En este artículo vamos a ver alguna de las técnicas para pintar al Óleo más básicas.

Técnicas de pintura al óleo

La pintura al óleo es el proceso de pintar con pigmentos a base de aceite.

Los aceites comunes utilizados en las pinturas de aceite son el aceite de linaza, aceite de semilla de amapola, aceite de nuez y aceite de cártamo.

Dependiendo de los aceites serán diferentes los tiempos de secado y si las pinturas contienen resina, obtendrás un acabado brillante. Las pinturas de aceite son muy apreciadas entre los artistas debido a que los tiempos de secado más largos permiten al artista retocar la pintura en un momento posterior.

Te enseñaremos a continuación 23 técnicas de pintura al óleo para que des rienda suelta a tu creatividad  personal y la expresión visual de acuerdo a tus fortalezas e intereses.

Antes de comenzar la pintura, asegúrese de que tiene todos los materiales adecuados.

  • Lona
  • Caballete
  • Gesso / pintura acrílica (Para preparar el lienzo)
  • Paleta
  • Pinturas de aceite
  • Diferentes tamaños de pinceles
  • Cuchillo de paleta
  • Pintura, trementina, aceite de linaza o más delgada
  • Trapos o toallas

técnicas de pintura en óleo

24 técnicas de la pintura al óleo que debes dominar

1) El bloqueo de color. Bloquea el color con pinceladas diluidas siguiendo los contornos del objeto. Esto te permite definir los bordes del objeto sin necesidad de utilizar la pintura más gruesa. La clave es trazar los bordes del objeto con los mismos colores que se utilizarán en el interior de la misma.

2) el fondo instantáneo. Se puede utilizar un fondo pintado como la base de la pintura. Usa pintura diluida aplicando pequeños trazos. Dibujar sobre esta base de color para un fondo instantáneo.

3) Transparencia. Al mostrar la transparencia de un objeto en la pintura, aplica colores opacos sobre la parte superior de los colores transparentes.

4) El uso de capas. La pintura al óleo permite pintar por completo una capa  y  cubrir completamente las siguientes capas de la pintura, siempre y cuando estén secas.

Si planeas usar múltiples capas, comienza con capas más delgadas de pintura en colores más claros. Poco a poco se pasa a  capas de mayor grosor y así lograr  colores más oscuros.

5) Intensificar los colores. Diluye la pintura en varias etapas para crear un contraste que harán más intensos los colores.

Diferentes densidades del mismo color se pueden utilizar para definir mejor la forma. Al utilizar esta técnica de pintura, se puede dejar para lo último el color de fondo.

La superficie diluida del fondo hará contraste con la superficie más espesa del objeto.

6) Contraste de los colores. Contrasta los colores de la pieza para crear una sensación tridimensional.

7) La pintura blanca. En temas monocromáticos se puede aumentar el volumen y atenuarlo, haciendo hincapié en los tonos blancos.

Para ello, aplica pintura blanca espesa sobre el color base. Las marcas del pincel y sus sombras deben ser fáciles de ver.

8) El claroscuro. El claroscuro es una de las técnicas más antiguas de pintura al óleo para dar volumen a un objeto.

Se focaliza en el movimiento de la luz a través de la superficie del objeto a través del contraste entre la luz y la oscuridad.

Siempre y cuando utilicemos este tipo de técnica, las sombras deben ser de un color completamente negro y lo mejor es utilizar un color de fondo neutral.

9) Líneas de carbón. Puedes probar a realizar líneas de carboncillo detrás de un objeto para reforzar su silueta y darle dimensión.

10) Color saturado. Usar el saturado de color es la forma más directa para agregar forma y volumen. Para utilizar esta técnica, empieza a saturar el color tanto como sea posible en las zonas no iluminadas del objeto.

11) El tamaño del movimiento del cepillo. Diferentes tamaños de los movimientos del cepillo se pueden utilizar para definir y diferenciar planos, masas, objetos y diferentes áreas de la pintura.

12) Irregularidades en la mezcla de pintura. Añade un efecto de texto a la pintura, deja rayas de color en la mezcla de pintura. Estas formas irregulares pueden añadir interés en la pieza.

13) El follaje. Al pintar el follaje, los trazos del pincel van representando hojas. Varía los tonos de las hojas mediante la adición de más o menos pintura diluida.

14) Puntillismo. Para una mirada impresionista a tu pintura, trata de usar esta técnica del puntillismo.

15) Pinceladas informales. Trata de usar pinceladas informales que no tengan un patrón definido y se ejecuten en varias direcciones.

Estos trazos deben cubrir el lienzo en racimos de líquido de color. Esta técnica se puede utilizar con pintura espesa diluida.

16) Pinceladas no figurativo. Utiliza una pincelada libre. Incluso que salgan  de las líneas del objeto que se está definiendo. Los trazos crearán el dibujo y el color al mismo tiempo.

17) La textura suave. Crea una sensación suave en el objeto con pinceladas borrosas e irregulares. Prueba frotar el cepillo contra el soporte para conseguir una textura esponjosa.

18) El vidrio transparente. Para un efecto de cristal o vidrio transparente, mantén el color de la pintura pura y añade contraste.

19) Metal. Para crear el efecto de metal brillante, se debe diferenciar el color negro y  blanco. Para las zonas más oscuras del objeto, usa negro diluido y luego aplica un poco blanco diluido a lo largo de las pinceladas negras para mezclar.

Aplica pequeños toques blanco puro para resaltar las reflexiones sobre el metal.

20) monocromática. Trata de crear una pintura monocroma. Elige un color en base a la amplia variedad de tonos que dispongas. Las diferentes intensidades de color serán determinadas por la dilución de la pintura.

21) Los colores fríos. Trata de trabajar sólo con colores fríos como  verdes, grises y azules. Utiliza sólo un poco de colores cálidos para crear un contrapunto en la pieza.

22) Los colores complementarios. Los principales colores complementarios son de color amarillo y violeta, azul y naranja, y rojo y verde.

Cuando estos colores se mezclan crean gris, pero cuando están uno al lado del otro, crean un fuerte contraste. Considera el uso de colores complementarios en su trabajo.

23) Sombras del paisaje. Al pintar sombras en paisajes, utilizar colores fríos como azules, violetas, púrpuras y grises.

Si estás interesado en aprender más sobre la pintura al óleo continúa aprendiendo sobre sus técnicas.

En la pintura al óleo, dominar el tema de las pinceladas es algo que conlleva muchas horas de práctica, esfuerzo y gran dedicación para su aprendizaje. Como todo en la vida, solo vas a mejorar tu técnica para pintar al óleo con mucha práctica.

A través de una pincelada el artista puede transmitir su personalidad y estilo, por lo que cada artista es único y si bien se le podrá intentar copiar, el resultado nunca será idéntico a su creador. Cada pintor tiene su propia técnica para pintar al óleo.

Para que puedas aprender a pintar al óleo y crear tus propias pinceladas, primero deberás aprender a manejar ciertos factores que influyen en el resultado final. La presión que le demos al pincel y su forma, el grosor del trazo y la dilución del óleo, son sólo  algunas de las diferentes técnicas y aspectos que deberemos aprender a dominar para plasmar nuestra personalidad y estilo con la técnica del pincel en nuestros cuadros al óleo.

Técnica para Pintar al óleo: Pincelada por tamaño y forma del pincel, más la presión aplicada.

La gran variedad de pinceles con los que un artista cuenta, le permiten lograr diferentes tipos de pinceladas. Dependiendo de la forma en que se sostenga el pincel y la presión que se le dé, se puede lograr con un mismo pincel diferentes resultados. Por ejemplo si estamos usando un pincel plano, podemos lograr tanto un trazo grueso como así también uno fino.

Logramos esto sólo con cambiar la posición del pincel al aplicar la pintura sobre el soporte. Si pintamos con la virola del pincel paralela al lienzo, obtendremos una pincelada gruesa. Para pintar una línea más delgada con el mismo pincel, sólo debemos girarlo 90 grados y dejarlo perpendicular al soporte, y realizar el trazo sin ejercer mucha presión. Practica este ejercicio y verás el cambio en el resultado de tu pincelada, sólo por esa rotación de pincel.

También por el tamaño, por su forma y dependiendo del tipo de pelo, la pincelada dará un efecto distinto en cada una de las variantes. No es lo mismo utilizar un pincel plano N°2 que uno lengua de gato N°6, por ejemplo. Así que sigue practicando…

El resultado que obtendremos en cada uno de ellos será totalmente diferente. Por esta razón, practicar con distintos tipos y números de pinceles para ir descubriendo resultados, es la mejor manera de aprender las técnicas de pinceladas en la pintura al óleo.

Técnica para Pintar al Oleo: La dilución del óleo también importa y mucho.

Además de las diferentes pinceladas que hemos visto hasta ahora, la dilución que le demos a la pintura también influye en gran manera el efecto que lograremos con el pincel. Si utilizamos el óleo más espeso, el trazo que surgirá será mucho más corto que si usamos el óleo más diluído.

El sólo hecho de diluir el óleo, nos permite realizar trazos con el pincel de forma más prolongada. Es recomendable una buena dilución para realizar detalles en una obra, ya que podremos dar pinceladas más largas y finas, resultado que no podríamos conseguir con el mismo pincel fino para terminaciones y el óleo casi sin diluir, ya que la pintura “no correría” a través del lienzo y por el contrario, se “frenaría” por estar el óleo en su estado original.

El grado de dilución que debemos emplear depende del motivo que estemos pintando y sus detalles. Sólo la práctica y posterior experiencia será la que nos permita trabajar con las pinceladas al óleo casi sin darnos cuenta, ya que se nos hará una muy buena y necesaria costumbre para pintar nuestros cuadros al óleo.

Inclusive al terminar una obra, por lo general antes de firmar la obra (en la mayoría de los casos) se diluye la pintura, ya que como vimos permite realizar trazos cortos y largos con mayor comodidad y resultado. Si bien dominar las diferentes técnicas de pinceladas en óleo, es algo que te llevará tiempo, y más aún si recién estás comenzando, es una práctica que te dará mucha personalidad y satisfacciones, y disfrutarás mucho porque es parte propia de la misma pintura en sí. Como decía antes cada pintor tiene su propia técnica de pintar al Óleo, tienes que encontrar tu propia técnica a través de la práctica.

Si buscamos el origen etimológico de óleo, nos vendría a la mente lípido, aceite, grasa o simplemente lubricante, lo cierto es que estas denominaciones nos hacen pensar que es óleo, los aceites que se utilizan artísticamente para combinar con otras sustancias y lograr la obtención de un producto de alta calidad en la pintura.

Desde los tiempos más remotos, el hombre se ha inclinado hacia el desarrollo y la búsqueda de soluciones dialécticas a muchos de los fenómenos que ocurren a diario y al mejoramiento de las condiciones propias de su especie, lo cual se sustenta en su incansable necesidad de lograr nuevas metas y proponerse retos a diario.

El arte del pincel con óleo no está exento de este hecho, lo cual se evidencia como rasgo distintivo de la historia desde la Edad Media, cuando en esa época los artistas de una forma peculiar combinaban los aceites con la pintura al temple o al fresco, cuyas mezclas se usaban de una forma característica para retocar las obras realizadas con una material conocido desde la antigüedad como yeso, con el fin exclusivo de alcanzar un secado súbito y de mayor calidad.

pintar_oleo

Técnicas para Pintar al Óleo utilizadas a lo largo de la historia

 Con el paso sucesivo de los años, los estudios de la alquimia fueron logrando un avance en las mezclas de óleo destacándose la utilización del aceite linaza en las más disímiles y coloridas combinaciones con minerales, aunque cada artista engalanaba su más preciado producto haciéndole culto al secreto de su delicada y casi desconocida fórmula, que brindaba ventajas indiscutibles en cuanto al tiempo de realización de la obra por un sistema escalonado que permitía detallar cada rasgo distintivo que hacía único la imagen grabada, además de jugar con sus colores y texturas.

Uno de los soportes más prácticos para la confección de grandes composiciones en la etapa de renacimiento del arte barroco, fue sin duda alguna, la pintura al óleo sobre lienzo haciéndose usual en las formas de pincelar de los más relevantes artistas de esa época.

La cerda blanca o marta roja, el pelo sintético, la espátula, el caballete o simplemente la paleta, han constituido los accesorios fundamentales, por así decirlo, de innumerables pintores relevantes como Leonardo Da Vinci o el flamenco Rubens, que han hecho del óleo, junto a las técnicas de tratamiento por capas, su método más factible de lograr un cuadro tan genial como lo es la Gioconda.

El arte puro y perceptible por su belleza acabada se sustenta en minuciosas pericias conocidas como técnicas.

Óleo sobre muros, sobre tabla, por veladuras  o meramente óleo pastel, son procedimientos utilizados desde hace cientos de años para tratar con delicadeza las más insignes pinturas de todos los tiempos prevaleciendo en la actualidad con el fin de preservar las raíces históricas y culturales, así como también lograr obras que perduren para ser remembradas por futuras generaciones.

En su obra más pictórica, Le Vite del pintor italiano Giorgio Vasari confluye una de las técnicas más antiguas del óleo conocido como “imprimación”, la cual consistía en la aplicación directa y minuciosa de varias capas de aceites sobre la superficie del paño hasta lograr un nivel de saturación máxima que impedía la absorción.

Una vez seca, se extiende sobre el área una capa de blanco plomo, de aceite, de amarillo de plomo y de arcilla refractaria con una última aplicación directa de polvo de mármol fino y cal, enriquecida con aceite de lino, extendiéndose para terminar con una mano de pez griega.

En la pintura flamenca, el óleo sobre tabla protagonizó las escenas pintorescas de sus más destacados incursionistas.

Sin embargo, un gran número de pinturas italianas de la prima época renacentista estaban pintadas sobre tabla, de modo que resultaba compacta y lisa, logrado por una capa de carbonato de cal terroso conocida como creta y cola animal denominada gesso, precisando de la utilización de una tabla en óptimas condiciones, es decir, preferiblemente nueva.

pintar oleo

El Renacimiento fue eco de una de las técnicas más divulgadas en el mundo

La técnica del óleo por veladuras con capas muy delgadas de pintura, de tal forma que se logre la transparencia en la capa inferior permitiendo observar detalladamente el resultado de la mezcla del color inferior más el de la veladura.

Pero ¿cómo es posible lograr este tan impresionante reflejo? La respuesta se logra al realizar una capa inferior de óleo o acrílico, nunca pintando acrílico sobre óleo, de esta forma una vez seca, perfectamente se van añadiendo las sucesivas veladuras de color al óleo.

Es importante aclarar que para adelgazar la pintura, se deben usar medios esencialmente naturales que no destruyan su continuidad.

Una pasta seca y compacta se logra al mezclar pigmentos en polvo mezclados con la suficiente resina o goma, procedimiento el cual es característico de la técnica de óleo pastel o pasteles al óleo, donde la pasta antes mencionada se moldea minuciosamente sobre la superficie a trabajar y una vez concluido el acto de pinceladas, suele fijarse con atomizadores especiales.

Totalmente diferente a los colores fuertes y opacos, donde la mayor dificultad radica en la adhesión del pigmento a la superficie.

Además, en ocasiones se puede utilizar polvo semejante a la tiza que tiende a soltar el pastel para la futura aplicación del color.

Indagar en un mundo fantástico de pinceles, óleos, lienzos y colores nos hace esclarecer la trama histórica y trascendental que se enmarca en el desarrollo de las artes plásticas de todos los tiempos, con particularidades únicas en la pintura.

Las técnicas a base de óleos son herramientas indispensables para aquellos que hacen del arte, su profesión o quizás su más anhelado sueño de proyección personal.

No nos privemos jamás de ese maravilloso mundo de conocimiento, satisfacción y atracción que nos brinda una hermosa pintura a través de la destreza que se encierra en cada trazo perpetuado por las manos ilustres y delicadas de un hombre capaz de mostrar sus más profundos sentimientos haciendo gala de su mágico pincel.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *