Pasos para pintar cristal transparente al Oleo

Pintar cristal transparente

Pintar cristal transparente al Oleo puede parecer un reto complicado. .

.

Lograr plasmar en el lienzo el efecto de cristal transparente, brillante y delgado podría ser difícil, pero en realidad no lo es tanto como parece.

.

La clave es trabajarlo de forma sencilla y evitar el exceso en el trabajo de los reflejos de luz. Te dejaré a continuación los pasos a seguir para que el resultado sea de excelente calidad y con el menor trabajo posible.

.

Para definir la composición de nuestro motivo del natural, y antes de realizar el boceto, debemos crear la escena que queremos pintar con algunas observaciones importantes. Es necesario en este paso, dedicar un tiempo en la distribución de los objetos y principalmente prestar mucha atención a la dirección de la fuente de luz.

.

Ya sea que estemos trabajando desde una foto o el bodegón del natural, deberíamos centrarnos en tener sólo una fuente de luz bien direccionada. Para lograr esto, podríamos estar al lado de una ventana o iluminar la escena con una buena lámpara de luz fuerteblanca para crear el entorno de excelentes luces y sombras. Esto también ayudará a crear los intensos reflejos en el cristal.

.

Comenzando el boceto y las primeras pinceladas.

.

Al realizar el boceto, debemos prestar mucha atención al encuadre dentro del lienzo. Centrar el dibujo inicial y realizar ciertos detalles contribuyen al resultado final. Conviene dibujar todos los contornos, y también lo que está dentro de las copas.

.

Aunque no sea muy detallado, debería sí tener la suficiente comprensión visual como para que nos sirva de referencia cuando comencemos a pintar. Y precisamente por el relleno de las copas es por donde deberíamos comenzar.

.

Sin prestar atención en esta etapa de la pintura a las luces y sombras, comenzaremos con el color de lo que está adentro de las copas. Es muy importante igualar este color para que se parezca al real lo más posible. Es muy importante esto, ya que si los colores no son idénticos a lo que vemos, podemos correr el riesgo de estropear el resto de la obra.

.

Pintamos sombras, medios tonos y fondo.

.

En esta etapa prestamos especial atención a las áreas mas oscuras. Como el cristal refleja todo a su alrededor, los reflejos oscuros en el cristal son importantes tanto como los de la luz. Por consiguiente, debemos observar detenidamente los objetos y pintar también con el color real de las sombras para lograr entonces dicho efecto.

.

Los medios tonos y el color de fondo, como así también las secciones complementarias, completan el avance de la pintura en este momento. Y como mencionamos anteriormente, es muy pero muy importante realizar siempre la mezcla de colores adecuada para conseguir el “color real” de nuestro bodegón.

.

La precaución al pintar el color de fondo, es también llenar los espacios detrás del vidrio. Dejando algo de las líneas del boceto para que nos sirvan de referencia, ya comenzamos a apreciar que el vidrio va tomando sus primeros rasgos tanto en su color como también en su forma.

.

Añadimos reflejos y puntos destacados de luz.

.

A continuación, y ya terminando de pintar nuestro cristal transparente, aplicamos los colores claros para lograr la sensación de luz. A partir de este momento es que comenzamos a ver el vidrio por primera vez completo. Cuando jugamos con las luces y sombras todo toma su forma y color, dando paso al cristal transparente en nuestro cuadro.

.

Siempre debemos procurar dejar el color del cristal claro y no opaco, para lograr un importante efecto realista. Cuando definimos los bordes donde la luz es mas brillante, los pintamos con toques de blanco prácticamente sin oscurecer, (según nuestro motivo) y es aquí donde damos por terminado la pintura de nuestro cristal.

.

Como ves, pintar el vidrio puede resultar mas fácil de lo difícil que aparece en lo previo. Puede ser hermoso y agradable de pintar, y las principales precauciones que deberías de tomar para lograr este efecto son 2. La primera sería la de mezclar y preparar el color lo mas real posible y la segunda no excedernos en el trabajo con los reflejos.

.

.