Limpiar los pinceles: sencilla forma para que duren más.

limpiar-los-pinceles

Los pinceles son una de las herramientas más importantes que tenemos, por lo que deberíamos dedicar buen tiempo a limpiar los pinceles para que siempre los tengamos perfectos y nos duren más.

.

En este artículo veremos una forma muy sencilla, pero de gran utilidad para lograr conservarlos en excelente estado por mucho más tiempo.

.

Y lo que necesitamos es muy poco: hojas de periódicos o papel absorbente, aguarrás o disolvente, jabón líquido y agua.

.

Con esto en nuestro poder comenzamos.

.

Luego de terminada nuestra sesión de pintura, lo primero que debemos hacer es sacar lo más posible el sobrante de pintura en el pincel. Aquí es donde un poco de fuerza en los dedos es muy útil. Agarra el pincel con una mano y un pedazo de periódico o papel absorbente con la otra, envolviéndolo alrededor de la parte metálica del pincel.

.

Debes apretar lo más fuerte posible, empezando en la base de las cerdas, mientras tiras del pincel hacia atrás a través de tus dedos. Sacar la mayor cantidad de pintura de las cerdas ayudará en la limpieza final del pincel.

.

Repetir un par de veces este primer paso de la limpieza, tratando de eliminar la mayor cantidad de óleo atrapado cerca de la férula del pincel (la parte metálica). Debe quedar bastante pintura en la hoja del periódico y muy poca en la cerda del pincel.

.

Comenzamos la limpieza con aguarrás o disolvente.

.

A continuación, sumergimos el pincel en un recipiente con aguarrás o disolvente, y lo frotamos en la parte inferior del recipiente para aflojar lo más posible la pintura. Repetir la técnica de compresión con más periódico o papel, teniendo en cuenta que en esta oportunidad saldrá no sólo pintura seca, sino también diluída por lo que debes tener precaución en esta parte del proceso de limpieza.

.

Una vez repetido también un par de veces este procedimiento, notarás que si bien la mayor parte del óleo ya ha desaparecido, todavía queda en las cerdas la tonalidad del óleo que usaste.

.

Es en este momento es que hacemos uso del jabón líquido. Colocamos un poco de jabón en una mano y con la otra presionamos el pincel con movimientos hacia adelante y hacia atrás, o circulares (como te quede más cómodo y práctico).

.

Una vez que el color empieza a ensuciar el jabón, debes lavar con agua tibia y repetir hasta que el jabón quede con su color natural, y no teñido del color del óleo. Cuando el jabón queda limpio es que tenemos un pincel perfectamente lavado.

.

En todo este proceso realizado para limpiar los pinceles, debes tener precaución por si tienes alergia a alguno de los productos utilizados, ya que si este es tu caso, debes considerar el uso de guantes para tu protección y no sufrir las consecuencias.

.

Aunque pueda parecer un gran esfuerzo, el buen cuidado y la limpieza de los pinceles nos ayudará a que duren más tiempo y permanezcan funcionales durante todo su ciclo de vida. Trabajaremos más cómodos y mejor con buenos pinceles, y en última instancia y no menos importante, también nos ayudará a ahorrar dinero.

 

.

.