Como mezclar los colores

 Mezclar colores

como mezclar colores

Uno de los principales inconvenientes que encontramos al realizar una pintura, es, sin duda, la preparación y el mezclar los colores.

 

¿Sabías que con tan sólo tres colores se pueden crear más de 16 millones de colores?  Claro que lo sabes, y que… esos tres colores son los primarios, también.

Entonces, ¿Porqué algunas veces nos cuesta tanto lograr un color determinado?

Creo que nos entusiasmamos tanto en lograr rápidamente el resultado, que no nos detenemos a pensar primero en los principios básicos y el sentido común.

 

Si queremos obtener una Gran variedad de Tonos, debemos tener una Gran variedad de Colores.

 

Esta Regla es simple pero Clara.

No podemos querer, por ejemplo en un paisaje con mucho verde, lograr diferentes tonalidades con tan sólo un amarillo y un azul. Si los mezclamos, como mucho conseguiremos unos cuatro o cinco verdes muy parecidos. Piensa por un instante si tuvieras en tu poder varios tonos de azul, amarillo y verde inclusive, ¿No lograrías muchos más colores con mucho menos esfuerzo y tiempo?

Mezclar los colores es una tarea que comienza cuando colocamos el óleo en la paleta. Debemos acostumbrarnos a poner los colores siempre en la misma posición, ya que casi instintivamente vamos de “ojos cerrados” hacia el color.

Otro punto importante, es como aclaramos los colores. No tomar un tono y agregarle blanco a la primera, pasar primero por matices del mismo color pero claros.  El blanco se añade solo cuando no tenemos otros tonos con que aclarar.

Por ejemplo si queremos aclarar un amarillo oscuro, debemos pasar del amarillo oscuro añadiendo al lado amarillo medio, luego amarillo claro, y finalmente blanco. Una vez puestos los colores podemos fundirlos o no. Su mezcla sale rica y variada. Nos llevaría mas tiempo y cantidad de óleo si intentáramos aclarar con blanco, añadiendo un poco al principio y después cada vez más.

Otro ejemplo si queremos aclarar un naranja. Comenzamos con una parte de un naranja medio, aclaramos con un naranja claro, seguimos con un amarillo medio (que es un amarillo casi naranja) y terminamos agregando blanco.

Nos llevaría mas tiempo y cantidad de óleo si intentáramos aclarar el naranja mezclando amarillo y rojo, y después lo aclaramos con blanco. En la escala al final es muy probable que hayamos obtenido un naranja apagado.

 

Aclarar con Blanco sólo cuando ya no tengamos más Remedio, sino intentar siempre Aclarar con matices claros.

Creo que ya has captado la idea. Tener la mayor cantidad de colores y usar lo menos posible el blanco, nos ayudará a mezclar los colores más fácilmente.

Técnicas para mezclar colores

¿Qué tienen en común pinturas tan famosas y universales como la Gioconda, La Última Cena, El Guernica o El Grito? Muy sencillo, que todas fueron pintadas en óleo.

como combinar colores

El óleo (mezcla de pigmentos con un aglutinante a base de aceites) es tan antiguo como el hombre mismo, pero su auge entre los artistas tuvo lugar a partir de le Edad Media por razón de su secado más lento, corrección durante su ejecución y la conservación de los colores.

En un principio, la mayoría de los óleos se realizaban sobre un soporte de madera, pero a partir del siglo XVII el lienzo se hizo más popular debido a su practicidad.

Por eso, la historia del hombre y la civilización está íntimamente asociada a este versátil aceite.

Vale la pena resaltar algunas características que hacen de la pintura al óleo algo singular para el profesional de la pintura, el principiante o el curioso intelectual.

Historia de la mezcla de colores

La unión de colores representa el primer reto de todo pintor.

Tan solo pensar que de combinar los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul)  podemos crear 16 millones de colores, resulta abrumador para el pintor principiante.

En la antigüedad, el artista preparaba sus propios colores, mezclando pigmentos con aceite de lino y resina hasta que a finales del siglo XIX comenzaron a comercializarse tubos con colores al óleo ya preparados. 

Sin embargo, siempre fue común la “receta mágica bien guardada” del experto pintor al momento de fabricar o crear la gama de colores.

Por ejemplo, resulta curioso saber que los pintores flamencos de los siglos XVII y XVIII creaban el “amarillo indio” a partir de la orina del ganado alimentado exclusivamente con hojas de mango.

Hoy en día los pigmentos sintéticos son económicos y menos tóxicos.

Muchos de estos pigmentos conservan sus nombres originales, por ejemplo el azul ultramar, el amarillo de cromo o carmín.

A pesar de esta incuestionable ventaja el artista moderno atiende a la siguiente premisa:

“Si queremos una gran variedad de tonos es indispensable una buena variedad de colores” 

Para ejemplificar lo arriba citado: el verde es el resultado de la combinación del amarillo y el azul.

Mezclar estos dos últimos colores resultará en cuatro o cinco tonalidades de verdes, todas con pocas diferencias.

Pero si disponemos de varios tonos de azul, amarillo e incluso varios tonos de verde se amplía la gama de colores.

Cómo combinar colores es una de las principales tareas que todo pintor debe aprender en sus comienzos. Y saber mezclar colores es parte de ello.

Saber mezclar los colores tiene igual importancia cuando el artista busca aclarar u oscurecer tonos. Por ejemplo si se desea aclarar un amarillo oscuro, se le añade un amarillo medio, amarillo claro y finalmente blanco.   

mezclar colores

¿Para qué sirven los colores complementarios?

Los colores complementarios (contraposición de un color primario con otro secundario formado por los otros dos colores primarios) intensifican su tonalidad cuando se colocan uno al lado del otro en el lienzo logrando un mayor dinamismo, movimiento y drama en la pintura.

Siempre uno de esos colores debe predominar sobre el otro.

En las técnicas impresionistas uno de estos colores representa la luz y el otro la sombra.

Si combinamos un color con sus complementarios tendremos como resultado  colores grises, terrosos o quebrados. Si un cuadro está demasiado saturado o brillante, el uso de los colores complementarios le bajará la intensidad.

Unas palabras finales

Aprender a Pintar al óleo requiere dedicación y paciencia, cultivar destrezas y dominar técnicas. Pero sin duda es una actividad grata a nuestros cinco sentidos. Recuerde que el arte de pintar es dejar volar la imaginación y plasmar esas imágenes mentales en un lienzo.

 

Comments (2)
  1. jaime amezquita gomez