Como transformar los colores primarios en más de tres.

Es muy probable que el título del artículo te haya llamado la atención. Antes que nada, déjame decirte que aunque muchos preguntan los colores primarios cuales son, siguen siendo y serán los tres que ya conocemos, el rojo, amarillo y azul.

 

Cuando quieres aprender a pintar con óleo, entre otras muchas cosas con las que debes comenzar, está la mezcla de colores. La pintura al oleo para principiantes comienza en saber dominar los colores, y no que los colores lo dominen a él. Por eso si estás comenzando tu viaje en la pintura al oleo, lee este artículo hasta el final que te servirá de guía en usar correctamente tu paleta de colores.

 

 

¿Qué son los colores primarios?

 

 

Antes de comenzar a introducirnos en la pintura y sobre cómo transformar los primarios en más de tres, hablemos un poco sobre la definición de colores primarios. Ya mencionamos que son el rojo, azul y amarillo.

 

Otro dato importante a tener en cuenta, es que ninguno de estos colores se puede lograr mediante la mezcla de otros. Es decir de que si bien con estos 3 colores podemos lograr infinidad de tonos diferentes, por más que tratemos de mezclar colores diferentes nunca lograremos el azul, rojo o amarillo.

 

Así de simple. Son colores que no se pueden reproducir mediante mezclas. De ahí la importancia en aprender a pintar con estos colores. Cuando se comienza con mezclas simples entre primarios, poco a poco podremos entender facilmente de qué mezclas salen determinados colores, haciendo mucho más sencillo nuestro proceso de aprendizaje.

 

 

Empieza a pintar sólo con colores primarios.

 

 

Lo ideal para aprender sobre como mezclar colores, es comenzar con la menor cantidad posible. Es acá donde los colores primarios entran en juego, ya que sólo con el rojo, azul y amarillo podemos lograr una gran cantidad de colores, además del blanco para obtener una combinacion de colores primarios casi infinita.

 

tres colores primarios

 

Cuando se trata de mezclar colores en cuadros al oleo, (o cualquier otra técnica), en mente lo que queremos es lograr el mayor número de opciones con la cantidad mínima de colores. Hablando más claro: con pocos colores obtener muchos, aprendiendo a lograrlos por medio de la mezcla de colores.

 

Esta es una habilidad que todo pintor debe tener, ya que sin ella no podrías dedicarte a pintar cuadros. Sea que quieras pintar cuadros de flores al oleo, o cuadros de paisajes al oleo, o inclusive pinturas realistas o abstractas, la mezcla de colores primarios será algo por lo que se debe comenzar.

 

Requiere de entendimiento, aplicación y práctica con los colores. Además de mucha, mucha práctica, por eso comenzar con una paleta de colores reducida a sólo los tres primarios más el blanco, es lo recomendable.

 

 

Diferencia de colores primarios según calidad de la pintura.

 

Dependiendo de la marca y calidad, existen diferencias aún en los tres colores primarios. Esto significa que aunque los oleos para principiantes son más baratos, no obtendremos la misma tonalidad si en el futuro pasamos a usar el mismo tono de la misma marca en calidad superior.

 

3 colores primarios

 

Esta situación nos lleva a un punto positivo y otro negativo. En mi vida siempre trato de rescatar lo bueno aunque sea de algo malo. Aquí podemos aplicarlo a la perfección. En este caso lo malo, es que con la práctica vamos a aprender a mezclar ciertos colores sabiendo de antemano su resultado. Como te dije, sólo con la práctica. Y porqué es malo, (es una forma de decir) porque nos acostumbraremos a hacerlo con los colores que tenemos en ese momento, y nos apegaremos a esas tonalidades y purezas de color.

 

Cuando cambiemos de calidad o marca de óleos, la mezcla tendrá ligeras diferencias, no va a resultar lo mismo de las mezclas de color. Lo bueno a rescatar de esto, es que cuando suceda ya tendremos una muy buena base de conocimiento y práctica que al inicio no teníamos. Fuimos adquiriendo la práctica y experiencia que todo pintor necesita. Y aunque estemos realizando nuevas mezclas, las resolveremos de manera mucha más fluída y fácil.

 

 

Primeras tonalidades de colores primarios para experimentar.

 

 

Ya hemos visto la diferencia que puede surgir según las marcas y calidad de las pinturas. Ahora veremos cuáles son los tonos con los que podríamos empezar en nuestra paleta de colores básica para realizar nuestras primeras obras  y practicar como mezclar colores primarios para adquirir experiencia.

 

mezcla de colores primarios

 

Podríamos comenzar (no limitante si no los tienes) con carmín de alizarina, amarillo limón y azul de Prusia o talo. Con estos tres colores más el blanco de titanio (que es más opaco y cubritivo) podemos comenzar a probar muchas variantes de mezclas entre ellos.

 

A medida que vas realizando tus primeras pruebas, y para ir recordando en el futuro, puedes anotar los colores del tubo que estás utilizando. Además, la cantidad o proporción de un color y otro junto con una pincelada del color logrado.

 

¿Qué lograrás con esto? Experiencia en mezcla de colores, en primer lugar. Y como no hay nada mejor que llevar todo por escrito, en nuestro caso con una pincelada del color final y la nota de cómo llegaste a él, será suficiente para que cuando en el futuro quieras lograr el mismo o similar color tengas la referencia por escrito.

 

 

Trabajar con seis colores primarios.

 

 

Creo a esta altura del artículo ya entiendes mi idea y el porqué del título en poder transformar los colores primarios en más de tres. ¡Exacto, me atrapaste! Vamos a trabajar con dos tonalidades de cada color primario.

 

Luego de adquirir algo de experiencia y práctica con los tres colores antes mencionados, llega el momento de pasar al siguiente nivel y jugar un poco más con la mezcla de colores. Podemos comenzar a trabajar un poco más con la temperatura del color.

 

Esto también es algo con lo que tendrás que aprender y un término muy usado entre los artistas. Los colores denominados calientes, son los que más se acercan al rojo y los colores fríos, los que tienden hacia el azul.

 

La mezcla con colores de la misma tendencia, resulta en colores brillantes y limpios. Al contrario, si mezclamos un color cálido con uno frío, el color de la mezcla pierde intensidad, ya que se va neutralizando y agrisando.

 

 

mezclar colores primarios

 

 

Dos tonos (frío y caliente) de cada color primario.

 

 

 

Para trabajar con seis colores en nuestra paleta de colores, lo ideal es extender nuestra gama de colores y tener 2 rojos, 2 azules y 2 amarillos, uno frío y otro caliente de cada color. Si bien seguimos con colores primarios, ahora las mezclan arrojan otro resultado si aprendemos como combinar colores primarios y como mezclar colores para obtener otros.

 

Te doy algunas ideas de tonos, pero siempre lo dejo a tu criterio y además, depende de lo que puedas conseguir. Dentro de los rojos, el rojo de cadmio que tiene tendencia al naranja, no debería faltar. Le sumamos el carmín de alizarina que tiene tendencia violácea a nuestra paleta de color.

 

El azul de Prusia o talo son azules transparentes e intensos para mezclar con colores cálidos. Para mezclar con los fríos, el azul ultramar y el amarillo limón son buenas opciones. Con estos colores y blanco ya tendremos una infinidad de combinaciones como para entretenernos un buen rato.

 

 

Consejos sobre las mezclas de color.

 

 

Espero que practiques mucho y adquieras la práctica y experiencia que todo pintor necesita. A continuación te detallo varios puntos importantes a tener en cuenta.

 

  • Nunca mezcles más de tres colores, ya que el resultado es muy “sucio”.

 

  • Intenta aprender sobre el tiempo de secado de cada color, ya que es diferente.

 

  • Has visto que el color negro ni lo hemos mencionado. Acostúmbrate a usarlo lo menos posible.

 

  • Cada objeto influye en gran manera con su color al objeto de al lado.

 

  • Ten en cuenta la diferencia entre la mezcla de colores en la paleta y en el propio lienzo.

 

 

 

La experiencia nos ayudará a recordar si los colores son cálidos o fríos, transparentes u opacos, de secado lento o rápido, etc. Con el tiempo, esto será un simple recuerdo ya que si practicas mucho será como andar en bicicleta.

 

Hemos hablado de mezclar los 3 colores primarios siempre en la paleta. Sin embargo, hay ocasiones en las que tiene sentido combinar trazos de pintura en la superficie húmeda de la pintura en desarrollo para lograr una mayor sutileza y armonía.

 

La clave es reconocer las diferencias entre las mezclas creadas en la paleta, y las que se mezclan directamente en la pintura, utilizando ese conocimiento de manera apropiada en pos de mejorar el resultado.

Comments (6)
  1. Myriam Elvira Páez Pabón
    • Wáshington
  2. Samuel Orejuela Caicedo.
    • Wáshington
      • Antonio Cárabe Cordero
        • Wáshington

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *