10 Conceptos Basicos para comenzar a Pintar!

10 Conceptos Básicos para comenzar a Pintar!

 

A continuación les dejaré 10 conceptos básicos que serían ideal seguir antes de ponerse a pintar cuadros con óleo.

 

 

1. Elegir un lugar adecuado para trabajar.

Escoger un lugar bien ventilado con grandes ventanas para la circulación del aire. Es fundamental la buena ventilación donde el aire pueda circular y moverse.También pintar al aire libre es una muy buena opción, en este caso se deberán de tomar las precauciones necesarias para que el viento no levante las cosas. También hay que tener en cuenta a los insectos, que se pueden meter en la pintura.

2. Ajustar bien el caballete antes de pintar.

Lo ideal para comenzar es tener un caballete, (si no tienes uno te mostramos cómo hacer uno fácil y económico aquí) y ajustarlo a una medida cómoda para no tener que agacharnos o estirarnos en puntillas para lograr estar bien relajados y así poder pintar con tranquilidad. Como regla general es mejor pintar de pie que sentado, pero en este último caso lo adecuado es hacerlo con el brazo extendido.

3. Cubrir el área de trabajo con lona o plástico.

Asegurar  el área de trabajo cubriendo el suelo con una lona o plástico, sujetando los bordes con cinta adhesiva u objetos pesados. Su área de trabajo debe quedar totalmente encima de la lona, ​​así que asegúrese de que haya cubierto la zona como para tener espacio suficiente para moverse. Este punto es necesario sólo si no desea “ensuciar” el piso.

4. Colocarse ropa de pintura.

Algo similar al punto anterior, es que si uno no quiere “ensuciar” (la ropa en este caso) con la cual se trabaja, lo mejor sería colocarse ropa para tal fin, ya que aunque por algún imprevisto nos salpicáramos o ensuciáramos no nos importaría sino que por el contrario, nos resultaría hasta estimulante que alguien nos vea y ya nos “identifique” como un artista.

5. Colocar organizadamente las pinturas.

Debemos tener suficiente espacio para la paleta de colores, pinceles y espátulas, disolventes, trapos y tubos de pintura de tal manera que sean fácilmente accesibles y estén perfectamente disponibles para su uso.

6. Manos a la obra!

Esta parte depende realmente de lo que se quiere producir. Sin embargo, hay ciertas cosas a tener en cuenta, independientemente de lo que se esté pintando. Por ejemplo, las pinturas al óleo tienen una corta vida de mezcla en el lienzo. No es difícil convertir un área de pintura en un lugar de barro marrón apagado si hay un montón de capas repetitivas y alteraciones hechas. Si intentas cambiar algo y no funciona nmediatamente, es preferible tomar un trapo y límpiarlo. La pintura al óleo debe tomar un tiempo para secar, así que se puede quitar la pintura durante casi 24 horas después de la aplicación.

7. Limpieza de los pinceles.

Esta no forma parte de los momentos mas emocionantes al pintar, pero no por ello deja de ser también menos importante. Cuando vayas a usar un color diferente, limpia el pincel en el recipiente de disolvente y a continuación, secar con un trapo. Lograremos mejores efectos y mayor durabilidad a nuestros pinceles.

8. Darle a la obra de arte su tiempo.

Cuando la primera capa está completa, dejar aproximadamente 48 horas para que esté lo suficientemente seca, y recién allí comenzar a hacer la segunda aplicación para que no se nos corra la pintura. Conviene además no dejar  nuestro trabajo expuesto en una zona muy caliente o húmeda.

9. Limpia la paleta.

Hay que limpiar la paleta para que se puede utilizar la próxima vez. Utiliza tu espátula para raspar la pintura, a continuación, humedece un trapo limpio y limpia el resto de tu paleta. Utiliza un pedazo de papel film para cubrir la pintura sobrante.

10. Limpia los pinceles sucios.

Limpia los pinceles sucios con trapos limpios y repite esto con todos los pinceles utilizados. Bajo el grifo con agua tibia, mantén una barra de jabón suave en una mano, y a continuación, frota el pincel a lo largo del jabón, como si estuvieras pintando en el jabón hasta que no salga pintura del cepillo. Mantén las cerdas del cepillo entre tu dedo índice y el pulgar, bajo el agua corriente, asegurándote que ninguna de las cerdas se doblen, hasta que no salga pintura de la brocha. Enjuaga el jabón a fondo, y envuelve las cerdas recién lavadas.

.

Esperamos que estas sugerencias te resulten de utilidad. Si es así, te animamos a que nos dejes un comentario.

.

Comments (2)
  1. Cristina Blan
    • Wáshington